11 de diciembre de 2017 00:00

La solución agravó el problema

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 59
Carlos Pallares Sevilla

A propósito del grave problema del agua potable que ha ocasionado tanto maltrato de cientos de miles de habitantes de Quito, no deseo hablar de las causas, sino cómo la solución agravó el problema. El sistema de agua potable tiene, a grandes rasgos, cinco componentes: 1.- La captación de agua; 2.- La infraestructura de conducción; 3.- La planta de tratamiento y potabilización; 4.- El almacenamiento y 5.- La red de distribución. El daño se produce en el 2º componente, es decir en la conducción, pero la solución se aplica al 5º o sea a la distribución, mediante la utilización de 86 tanqueros que realizan recorridos por los barrios perjudicados. Esto produjo desplazamientos, abandono por muchas horas del hogar, pleitos, abusos de los ventajistas, madrugones, trasnochadas, ancianas realizando largos recorridos en calles empinadas cargando baldes llenos de agua, paralización de las escuelas y administración pública, explotación económica, etc. Por qué no se realizaron los viajes de los tanqueros desde los sitios de abastecimiento a las plantas de tratamiento en lugar de ir a los barrios. De este modo pudieron utilizar, para la distribución, la misma red del sistema que no fue afectada y que llega a todos los hogares. Si el agua que se transporta es cruda se descarga antes del procesamiento, si por el contrario el agua es potable se descargaría en el almacenamiento. Esto permitiría una eficiente utilización de los tanqueros al aumentar el número de viajes por día. Calculo que con los 86 tanqueros podía, al menos, distribuirse un 20% de lo normal pero llegaría al mismo grifo del hogar, aunque sea regulando los horarios de abastecimiento. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (1)