27 de agosto de 2014 00:00

Semáforos humanos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 10
Sorprendido 2
Contento 0
Rodrigo Contero Peñafiel

Al recorrer las ciudades del país observamos en las esquinas la presencia de vendedores ambulantes, limpia parabrisas, malabaristas, mendigos, minusválidos y enfermos, que llaman la atención para recoger alguna moneda para su subsistencia, eso si no somos asaltados a la luz del día por quienes rompen el vidrio del vehículo y huyen con lo arrebatado a un desprevenido conductor.

Hombres, mujeres y niños a cualquier hora del día o la noche se ubican estratégicamente en calles, plazas y avenidas convirtiéndose en verdaderos semáforos humanos que agreden a todo conductor, quien debe tener monedas para pagar el peaje y evitar un mal rato o que su vehículo sea rayado. Existen instituciones y fundaciones de servicio social que ayudan a estas personas y que hoy se ven restringidas en hacerlo.

El Estado o los municipios con celeridad y eficacia deben enfrentar este problema, para eso existen las “Comunidades Terapéuticas” que con el apoyo de un equipo de profesionales de la salud, psicólogos, pedagogos, terapeutas y trabajadoras sociales a través de programas de capacitación, psicorrehabilitación y actividades terapéuticas, pueden trabajar en la reinserción laboral y social de estas personas. Varias instituciones públicas y privadas disponen de edificaciones en algunas ciudades del país donde pueden funcionar estos centros comunitarios que bien equipados y con programas ocupacionales de corto y largo plazos estarían en capacidad de enfrentar un grave problema social, crear fuentes de trabajo y apoyar en la erradicación de la pobreza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)