11 de enero de 2016 00:00

Salvaguardias; ojalá bajen los precios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 37
Marco Arias Rivadeneira

Cuando se aplica un arancel sube el precio del bien y cuando se lo elimina no siempre baja, más aún si no tiene con quién competir.

Consecuentemente, considerando el impacto que a partir del 11 de marzo del 2015 tuvo la aplicación de salvaguardias, caracterizado por una subida generalizada de los precios, las autoridades gubernamentales deben actuar a tiempo para controlar que la eliminación de las sobretasas arancelarias se traduzca en una reducción de los mismos, que en definitiva es lo que esperamos los ecuatorianos en un momento de recesión económica.

Independientemente de esta reflexión, se observa que el Comex está actuando en respuesta a la presión que le genera la eliminación de obstáculos que le permitan suscribir un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea y ello se vislumbra con el anuncio oficial de proceder a desmantelar progresivamente la aplicación de la Resolución 11 mediante la cual se adoptaron recargos arancelarios paraproductos comprendidos en 2 955 ítems arancelarios y nos ha adelantado, a través de la Resolución 46, un ámbito muy reducido de productos comprendidos en 129 partidas arancelarias a las cuales ya no se aplica totalmente esta medida restrictiva y anuncia que en los próximos días se adoptará una medida similar para productos comprendidos en 1 300 partidas arancelarias.

Respecto a la Resolución 46 la primera impresión que se desprende de su análisis es que, su número es insignificante; apenas representa el 0,04% del total (2 955 ítems) y más insignificante si se observan sus montos de importación. Para muchos, entre los que me incluyo, la aplicación de esta medida fue más fiscalista que desarrollista; son pocos los productos de producción local que fueron protegidos con esta medida y son más las materias primas y bienes de capital que no se producen en el país, afectadas por la misma, por lo que es recomendable y necesario que en esas 1 300 partidas arancelarias que se anuncian, se incluyan a todas las materias primas y los bienes de capital comprendidos en alrededor de 1 142 partidas arancelarias según la clasificación Cuode, a fin de aliviar en algo los efectos de la recesión en la que estamos inmersos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)