30 de March de 2013 00:03

Las riquezas de la Iglesia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0


Con la reciente elección papal se ha puesto una vez más, en primer plano, la cuestión de las, así llamadas “riquezas de la Iglesia”. El tema merecería una atención sistemática y detenida que no se puede cubrir en una carta. Así que me limitaré a una consideración sencilla.

Pensemos por un instante que las 9 000 personas que viven en el Vaticano son empleados estatales. Parece un número importante, pero en relación a los más de 1 000 millones de católicos es una cifra irrisoria. Y comparemos esta “ratio” con la de nuestro país, en el que el número de burócratas es, sin lugar a dudas,  mucho mayor.

Además consideremos que la Iglesia no cobra impuestos y tampoco  explota recursos naturales. Sin embargo, atiende una infinidad de escuelas, hospitales, centros de asistencia y promoción social, universidades... en todos los rincones del planeta. Incluso en nuestro país, hay muchos lugares apartados a los que ni llega el agua, la luz o la señal de celular y que son atendidos por sacerdotes o misioneros.

Vistas así las cosas,  las “riquezas” son en realidad, recursos exiguos. Causa admiración que se pueda llegar a tanto con tan poco. Un verdadero ejemplo de eficiencia.

 Juan Miguel Rodríguez

Calentamiento

Global

Soy un estudiante del Décimo Año de Educación General Básica del Colegio Sebastián de Benalcázar de Quito.

Mediante esta carta, quiero crear conciencia acerca de un tema importante en nuestras vidas, mi deseo es hacer conocer a todos quienes somos perjudicados, sobre el Calentamiento global. Las personas aún no se han concienciado sobre la vida en el mundo, tiran basura en las vías públicas; los vehículos, especialmente los buses contaminan demasiado nuestro planeta.

El aire de hoy en día, ya no es igual al de hace varias décadas, o incluso hace un par de años. El Calentamiento global nos está afectando demasiado, el calor ha incrementado en cifras inimaginables y las personas son propensas a quemaduras por los rayos solares y se está perdiendo nuestra naturaleza.

Aquí en el Ecuador se debe concienciar a las personas, utilizando campañas, medios de comunicación, prensa, sobre la contaminación, esta es muy perjudicial, especialmente para niños y personas de la tercera edad y acelera el proceso del Calentamiento global.

Debemos buscar alguna solución ante este problema, y así poder hacer el cambio  no para los demás, sino para nosotros mismos.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)