27 de January de 2015 18:30

Retener

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 29
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 26
Marcos José R. Gándara Espinosa

Según el DRAE: Retener. 1. tr. Impedir que algo salga, se mueva, se elimine o desaparezca; secuestrar. 1. tr. Retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines; sitiar. 2. tr. Cercar a alguien tomándole o cerrándole todas las salidas para cogerle o rendir su voluntad.

Pequeños detalles, grandes diferencias. Retener resulta un término más general; incluye acciones permitidas o no permitidas. Ejemplos de permitidas: retener impuestos en la fuente, retener la pelota por un árbitro de fútbol, retener la Policía a un conductor ebrio. Ejemplos de no permitidas o inconvenientes: retener a una persona por alguien no autorizado, con privación total o parcial de su libertad (secuestro); retención excesiva de la pelota por un jugador de fútbol; retener arbitrariamente un pago lícito y acordado. La diferencia entre retener y secuestrar radica en la palabrita “indebidamente”; o sea que no es lo mismo como se ha afirmado; no es equivalente; hay matices que marcan una diferencia importante.

El episodio en que intervinieron nuestro Presidente, elementos de la Policía Nacional y las FF.AA., preocupante y lamentable para no sufridores y conscientes-sufridores, tuvo sus matices especiales.El Presidente, con su vida en riesgo y otro drama nacional en ciernes, se vio limitado en su libertad; pero no alcanzó las condiciones en que está un secuestrado al máximo grado, quien usualmente no puede comunicarse libremente por ningún medio. Al encontrarse el Presidente sitiado por los violentos revoltosos, ordenó su rescate a las FF.AA., haciendo uso de un medio de comunicación. Quizá no es similar al caso de embarazo, en que no hay grados: o está o no lo está. Bien por el Presidente que continúa vivo y en su período de elección; triste por las víctimas vivas o muertas, inocentes o culpables.

Yo, “medio sufridor” o “del todo mismo”, hago la reflexión de qué tan trascendente para el futuro nacional sería una actitud de no impulsar y acentuar diferencias y rencores entre ecuatorianos. Para elaborar un Pacto de La Moncloa a la ecuatoriana, con las diferencias y mejoras del caso, incluyente, para obtener una estrella que nos guíe a mejores momentos. Sin olvidar las innegables inaceptables actuaciones en la política tradicional. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)