12 de November de 2012 00:01

Prohibido subir montañas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El ascensionismo a cualquier montaña del país o del mundo es en sí es un deporte de alto riesgo y como tal los que lo practicamos debemos estar muy conscientes de esta situación, que básicamente es de carácter muy personal, y en la que en caso de sufrir un accidente no podemos culpar a otras personas de tal o cual percance. Grandes figuras del deporte incluso a escala mundial (los afamados guías Scott Fischer y Rob Hall en el Everest, el gran montañista ecuatoriano Ramiro Navarrete en el Annapurna, por citar algunos) han fallecido en la montaña por errores insignificantes, inadvertidos y no por eso se ha culpado a los clubes o a individuos de sus muertes, muy lamentables por cierto.
Un accidente puede ocurrir en cualquier lugar y cuando menos se lo espera una persona (allí el caso del estudiante fallecido por al atropellamiento de un desadaptado del volante), y por esto el escuchar las desatinadas expresiones de funcionarios del gobierno mencionando la prohibición de subir a las montañas si no es en compañía de un guía, lo único que llama es a la desidia en contra de esas expresiones absurdas, alejadas de la realidad. Tendríamos que tener en el país miles de guías de montaña para poder cubrir la demanda (casi sin excepción los actuales guías de montaña se han formado en clubes y además hay muchos montañeros que sin lugar a dudas tienen mejores capacidades técnicas y humanas que algunos guías de montaña). Esta absurda situación podría conllevar peligrosamente a mayor cantidad de accidentes dado que muchos practicantes del deporte optarían por buscar otras vías de acceso mas difíciles y peligrosas (no hay que olvidar que los refugios existentes en las montañas están ubicados justamente en la base de las rutas de ascenso mas fáciles) donde no abrían los controles que se quieren poner. En ningún país del mundo se obliga a los montañistas a contratar guías para ascender una montaña, pero lo que sí se hace es dialogar para buscar soluciones adecuadas para disminuir la tasa de accidentes: señalización en las carreteras de ingreso a los parques nacionales y en las rutas de senderismo, buenos servicios para el turista y el montañero, se entrena eficientemente a los cuidadores de los refugios para que den información adecuada, se provee de equipo de medición del clima, estado de la nieve, etc. y lógicamente se debe conformar un muy buen equipo de rescate de alta montaña, bien preparado y con los mejores equipos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)