12 de abril de 2017 00:00

Lo vamos a extrañar Presidente saliente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 92
Mario A. García

Leía un artículo en El Comercio sobre el éxodo de los extranjeros radicados en Cuenca hacia otros países, entre las causas para el desencanto estaban la contaminación y el irrespeto en las vías a los ciclistas y peatones en general.

Entonces me pregunto: ¿qué hizo el Ministerio de Medio Ambiente y el del Buen Vivir en estos diez años de revolución ciudadana? Tenemos miles de leyes que cubren todos los ámbitos, pero de qué sirven si nadie las hace cumplir.

Este es el país de la basura y de los perros callejeros. Por qué, en lugar de cansarnos con las famosas sabatinas, no se invirtió ese dinero en educar a la gente sobre el cuidado y respeto a la naturaleza y a otros seres vivos, más aún, disponiendo de tantos medios de comunicación a su servicio.

Cada día mueren en este país, como en ningún otro, gente inocente por el irrespeto a las leyes de tránsito. Por qué en lugar de enseñarnos los beneficios de abrazar un árbol no nos enseñaron primero como sembrarlo y luego cuidarlo para que llegue a crecer. De cien árboles que siembra el municipio solo sobrevive la tercera parte porque el resto es mutilado o sacado de raíz.

Tomar un bus en Quito es deprimente, en el trayecto se suben infinidad de personas a mendigar, vender o extorsionar a los pasajeros. Se valen de todo, desde una solapada amenaza como eso que si no me “apoyas” puedo convertirme en delincuente y voy a robarte, hasta despertar la compasión de la gente alegando miles de cuentos. Se baja uno de estos personajes y enseguida sube otro. ¿De dónde sacamos la plata para “apoyar” a toda esta gente y pasarnos la vida comiendo caramelos y chocolates?

¿Esa es la pobreza que erradicó la revolución ciudadana en la década ganada? El señor Correa nos deja un país próximo a convulsionar, y él lo sabe. Quien aparentemente no lo sabe es el Licenciado Moreno, quien se da por satisfecho con que lo llamen de Presidente Electo.

Ah, y una última aclaración Presidente Saliente, esa niña que le pidió que cuidara a su perrito, estoy seguro que lo que quiso decirle era: “señor presidente, no olvide esterilizar a su perrita”, porque dudo que en Bélgica le permitan organizar rifas con los cachorros de su mascota. No le permitirán esto y muchas cosas más. Lo vamos a extrañar Presidente Saliente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (6)