1 de septiembre de 2015 00:00

Estado, política y religión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 30
Pablo Santiago Jarrín Valladares

La separación entre política y religión es útil por al menos tres razones. La primera, existen multitud de religiones, cada una afirmando ser portadora de la verdad.

La segunda, las religiones afirman lo extraordinario sin evidencia. La tercera, porque estas, a pesar de lo que afirman, no son dueñas absolutas de la moral humana.

Hoy y en la historia se ha demostrado que cuando no existe una pared que separe al Estado de la religión, se crean escenarios propicios para gobiernos totalitarios y el quebranto del libre pensamiento y la libertad humana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)