27 de mayo de 2014 23:32

Una persecución implacable

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 53
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 50
Contento 0
Fabián Francisco Pérez de Castro

La democracia es una forma superior de gobierno porque se basa en el respecto del hombre como ser racional, pero fundamentalmente en el respecto de sus libertades y derechos. ¿Cuál la razón para esta reflexión? La persecución implacable, a manera de una cacería humana, de la que son presa los señores Jiménez, Villavicencio y Figueroa, por supuestas injurias a ‘Su Majestad’, que viola todos los principios de equidad y de justicia y, en consecuencia, los derechos humanos.

Señores del Gobierno: esa poderosa maquinaria e impresionante aparataje de policías y canes amaestrados deben utilizarla en la caza y captura de miles de delincuentes que mantienen en zozobra a todos los ecuatorianos. Esos criminales, que roban, violan y matan sin la menor compasión, deben ser objeto, ellos sí, de persecución y captura, para ser juzgados con dureza y encerrados en prisión de por vida. Hacia allá dirijan y empleen esos recursos para acabar con esa lacra social. Razones nos sobran para estar angustiados.

Los ecuatorianos anhelamos paz y tranquilidad, pero con una verdadera justicia, no la que está al servicio únicamente de los poderosos, con jueces sumisos, serviles e incondicionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)