11 de April de 2012 00:03

¿Solo palabras?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Por las procesiones de Viernes Santo está claro que la religión tiene más poder de convocatoria que la política.  ¿Somos más religiosos que políticos?  No, pues todo contexto social incluyendo la organización religiosa y su permanencia, son políticos.

De este mayoritario apego religioso, ¿cuánto aprendemos y aplicamos a la vida?  En la Biblia se emiten contundentes preceptos respecto a la lengua y la palabra, como: “Si alguno no ofende en palabra, este es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo”,  “La muerte y la vida están en poder de la lengua”,  “de la abundancia del corazón habla la boca”.  Estos enunciados enseñan cómo conocer y valorar a las personas, sin embargo aún en nuestro medio se aplaude cierta verborrea política malsana como si fuese una virtud, se menosprecia el valor y seriedad de la palabra oral y la escrita es invalidada con artimañas.

La palabra es la presentación personal inequívoca.  En el Génesis sabemos que Dios es Dios cuando hace la creación, no la moldea con sus manos sino con su palabra, Dios dijo y se hizo.

Debemos calificar, transparentar lo que nos dicen para no dar paso al engaño de vanas palabras persuasivas.  Se acerca otra campaña electoral.  Que ser mayoría en fe de su fruto.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)