20 de febrero de 2018 00:00

Demagogia e irresponsabilidad

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 55
Jaime I. Fernández Espinosa

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las políticas públicas son acciones que se toman en cualquiera de los ámbitos de los poderes del Estado para solucionar técnicamente problemas sociales que han sido detectados, analizados y cuyas propuestas se planifican y ejecutan en determinado tiempo. El objetivo de toda política pública es mejorar el bienestar del grupo social al que van dirigidas. Cuando no se actúa con eficacia se cae en demagogia e irresponsabilidad, actitudes que deben ser rechazadas por la comunidad. He aquí tres casos:

1) Se conocía por parte de las autoridades la situación delicada del IESS en cuanto a que sus recursos son limitados frente a la demanda de servicios de salud, prestaciones y jubilaciones. Sin embargo en el 2010 la Asamblea aprobó incluir a los hijos de los afiliados menores de 18 años para que reciban servicio de salud, sin definir una fuente de financiamiento. Con esta medida se triplicó la población demandante y se agravó de manera irresponsable el déficit del fondo de salud y la calidad de los servicios.

2) El Alcalde del DMQ ofreció construir un intercambiador de tránsito para solucionar el complicado cruce de vehículos de la Av. De los Granados, que recibe el flujo de la Simón Bolívar, y de la Seis de Diciembre, que es de alta circulación. Cuando se tuvo la propuesta técnica adecuada que incluía una vía de altura, las empresas privadas del sector, según se afirma en un informe de la Contraloría, financiaron otro estudio para defender sus intereses por su ubicación, y el Alcalde se subordinó al interés privado por sobre el interés público. El resultado: no se solucionó el problema y largas colas de vehículos se forman en horas pico todos los días en las mencionadas avenidas.

3) La ciudadanía sufre a diario esa ignominia del llamado “sistema de transporte público” (maltrato, asaltos, acoso, contaminación, carreras, accidentes). Sin subir la tarifa desde hace 14 años, el Municipio aprueba cada año montos millonarios como subsidios a los dueños de buses para mantener demagógicamente la misma tarifa e irresponsablemente también el sistema de transporte. Ojalá la ciudadanía recuerde estos ejemplos y cuando vote piense bien en sue lección .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (0)