10 de agosto de 2014 00:00

'Nuevo' estadio, ¿un símbolo?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Salazar Lozada

La historia de los pueblos se perenniza en monumentos, edificios, escritos y en su gente. Testimonios que imprimen las raíces de una sociedad y le otorgan identidad.

El Centro Histórico de Quito, con su conformación urbana: plazas, calles y edificaciones constituyen nuestro mejor emblema. La ciudad moderna, en cambio, cuenta con referentes que expresan su época, como los barrios Larrea, Villa Flora, Mariscal; edificios como el Palacio Legislativo o el Hotel Quito, Y de la ciudad más reciente, muy, muy poco.

El edificio del estadio Olímpico Atahualpa, testimonio de logros deportivos, requiere de una renovación que responda a las nuevas necesidades no solo deportivas sino de la ciudad. Implica una responsabilidad con la memoria deportiva del país y la cultura que se está creando. El proyecto de remodelación que se pretende, carece de toda reflexión y significado. Además, no contribuye a mejorar su entorno; por el contrario aumentará la ya conflictiva zona. El resultado será contraproducente a la buena intención inicial. ¿Qué hacer? Un concurso público que persiga contar con nuevo símbolo, pero que comulgue con la ciudad, con una necesaria integración y de manera permanente (no solo cuando existen espectáculos). Debe ser el remate visual de la avenida más amplia de la ciudad, un referente, un ícono. Se puede hacer mejor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)