18 de June de 2013 00:02

La nueva utopía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El discurso inaugural de Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea, ha causado deliro en las masas verde flex. La temática discurre por varios géneros literarios y subgéneros narrativos: inicia con el bucólico o pastoril, continúa con el dramático, la epopeya, recurre al mítico y al litúrgico para aclamar al dios de la revolución, cuya obra -según Gabriela- es la construcción del ideal inalcanzable e irreal, la utopía. Emplea el adjetivo "utópica" y su inflexión "utópicos", para calificarse a sí misma y calificar a sus camaradas del grafiti, esa "idílica" costumbre que profesaba Gabriela y otros utopistas antes de ejercer un cargo público. La sola mención del patronímico nos estremece, dada la santa devoción que la Presidenta profesa por el protagonista de su fantástica historieta. Yo prefiero la descripción de Borges (Utopía de un hombre que está cansado): ¨…los gobiernos fueron cayendo gradualmente en desuso, imponían tarifas, confiscaban fortunas, ordenaban arrestos y pretendían imponer censura y nadie los acataba. Los políticos tuvieron que buscar oficios honestos; algunos fueron buenos cómicos o buenos curanderos".


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)