16 de septiembre de 2015 00:00

La Misión Geodésica Francesa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 20
Triste 3
Indiferente 8
Sorprendido 12
Contento 88
Eduardo Fabara Garzón (O)

Este 2015 se celebran 280 años de un acontecimiento del que nadie ha dicho nada, pero que no debe pasar desapercibido. Es la venida de la Misión Geodésica Francesa, que, auspiciada por la Academia de Ciencias de París vino al Ecuador en 1735 a medir un arco del meridiano terrestre con el objeto de determinar el lugar por el cual pasa la Línea Equinoccial. Muchas fueron las ganancias que el mundo logró a partir de tal acontecimiento y particularmente nuestro país para su futura vida republicana.

La Misión Geodésica estuvo presidida por Charles Marie de La Condamine e integrada por Louis Godin, Pierre Bouguer, más siete ayudantes franceses y los españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Su estancia en nuestro país demoró más de lo previsto. Inicialmente se pensaba que en tres años podían terminar su trabajo, pero se demoraron más de ocho. El resultado de sus actividades fue mucho más interesante de lo que inicialmente se esperaba, puesto que, a más de determinar con precisión el lugar por donde pasaba la Línea Equinoccial, sus mediciones permitieron establecer el Sistema Métrico Decimal que se utiliza en el mundo entero hasta la presente fecha. Además, comenzaron a darle el nombre que nuestro país adoptaría posteriormente al empezar a llamarle “Tierras del Ecuador”.

El aporte de La Condamine a la vida del país fue particularmente significativo, puesto que entabló una gran amistad con nuestro sabio Pedro Vicente Maldonado, a quien apoyó en su afán de elaborar el primer mapa geográfico de la Real Audiencia de Quito. Realizó una ascensión al Chimborazo, apoyó el trazado del camino entre Quito y Esmeraldas para salir al océano Pacífico, descubrió las ruinas de Ingapirca, descubrió el valor medicinal de la cascarilla y algunas plantas propias de nuestro territorio para curar varias enfermedades. Conjuntamente con Maldonado realizó el viaje de retorno por el Amazonas hasta llegar al Atlántico. Una vez en Francia auspició la designación de Maldonado como Miembro Correspondiente de la Academia de Ciencias. El Ecuador le debe a La Condamine muchas acciones académicas. Es llamativa la relación amorosa de Louis Godin y la bella riobambeña Isabel de Granmeson, quien, cuando este regresó a Europa, luego de terminar su trabajo, organizó un viaje por las selvas amazónicas hasta llegar a Francia y continuar su interrumpido romance.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (13)