21 de septiembre de 2016 00:00

Los militares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 176
Triste 6
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 34

Esta es mi modesta opinión sobre la controversia surgida recientemente entre el Gobierno Nacional y algunos oficiales, principalmente de la Marina.

Caracteriza a la Revolución Ciudadana la búsqueda de equidad en todos los ámbitos, las Fuerzas Armadas no pueden ser la excepción. Este proyecto político también ha combatido otros privilegios dentro del servicio público, como han sido los casos del Banco Central, la Contraloría, Petroecuador, etc. Antes se decía que había una burocracia dorada...Ahora bien, hay bastante manipulación informativa, aunque también hay incomprensión. El Gobierno no se ubica en el plano de la revancha sino en el del bien común. No realiza acciones contra unos o contra otros, busca reducir desigualdades en cualquier sector. El Presidente utiliza la palabra “soldados” como genérico que se refiere a todos los militares y no solamente a la tropa. Es en general que el Jefe de Estado demanda que la mayoría se rebele, pues está convencido que son pocos los que han pretendido desacatar el artículo 159 de la Constitución, que obliga a militares y policías a ser “obedientes y no deliberantes”, “con estricta sujeción al poder civil”.
En este Gobierno ha habido algunas acciones que han beneficiado a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional, como la elevación de los salarios, la vivienda y una mejor dotación para sus labores. Ahora se trata de equiparar su seguridad social con la del resto de ciudadanos. Militares y policías son empleados públicos y el Estado debe garantizar sus sueldos y jubilaciones. Ninguna reforma legal tiene carácter retroactivo, así que la reducción de las pensiones regirá para el futuro y no variarán los ingresos de los pasivos actuales. A diferencia de la opinión equivocada de que este Gobierno pretende eliminar la seguridad social militar, por el contrario, como toda ella depende del Estado, si éste no hace correctivos ahora, en poco tiempo el ISSFA, y también el ISSPOL, serán financieramente insostenibles.
El Ecuador tenía gobiernos neoliberales, que curiosamente mantenían un sector público con privilegios basados en la renta petrolera. Los recursos que son de todos los ecuatorianos deben ser distribuidos con equidad. 
Nancy Ochoa Antich

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (43)