11 de noviembre de 2015 00:00

Baches vs. Metro, en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 27
Galo Vayas Salazar

La oportuna columna de opinión publicada por EL COMERCIO, de Carlos Jaramillo A., dice lo que la opinión pública piensa sobre el faraónico Metro. Es lógico que, antes de “vestirle de frac a Quito”, se requiere primero una elemental infraestructura. Es decir, señor Alcalde, haga tapar los baches; reconstruya parques, escalinatas, aceras, calles, entre otros. La Benjamín Carrión, calle principal de La Armenia, da pena verla y peor transitarla. No se sabe si fue pavimentada, empedrada o lastrada. Todo está ‘forrado’ de hierba (parece un camino de herradura). Si hasta el señor A. Larrea, gerente de la Epmmop, reconoce que “se encuentran en mal estado 7 000 de las 11 000 vías de Quito”. Esto ahora. ¿Qué será cuando todo lo que produzca el Distrito Metropolitano sirva solo para pagar el Metro?

La columna refiere que la empresa Odebrecht construirá el Metro. El gerente de esa empresa, Marcelo Odebrecht, está preso en Brasil, acusado de corrupción (sin más comentarios). Pregunto: ¿Se han contratado seguros para cubrir los riesgos de las casas que se cuartearán cuando se hagan las profundas excavaciones para el Metro?

Se dice que el precio real del pasaje será 1,25. ¿Quién va a subsidiarlo?

Señor Alcalde, lo óptimo es enemigo de lo bueno. Bien por poner más troles; bien por mejorar las paradas; bien por el Metro cable. Mal por el Metro que ni siendo la solución al caótico tránsito, se justifica hipotecar por 30 años la atención elemental que requiere Quito, endeudándose en USD 2 009 millones, en la crisis que vivimos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)