17 de agosto del 2016 00:00

Metro y avance tecnológico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 24
Ximena Escudero Albornoz de Terán

Es importante que la ciudadanía conozca la factibilidad del proyecto “Metro Quito”, y su beneficio para los habitantes. Quito, no puede quedarse atrás de la vanguardia de movilización, con el pretexto de “proteger” -en un mal sentido, por desconocimiento- su centro histórico; porque la protección del casco viejo está justamente en ofrecer alternativas para su correcta conservación y vigencia para el ser humano. Es primordial que todos los que viven en esta ciudad lean la explicación dada por la Empresa Municipal Metro Quito, publicada en este Diario. Indudablemente el equipo de máquinas de última generación como las tuneladoras, ya probadas en otras urbes asentadas en terrenos accidentados y frágiles, aseguran aún más, el feliz término del proyecto.

Este espacio urbano fue incluido en la “Lista de bienes culturales de la humanidad en riesgo” por la Unesco (1978) a pedido de Ecuador, por sus características: conservación del trazado urbano, arquitectura de importancia (conjuntos religiosos), casas de vivienda acopladas entre sí, ser centro vivo y conservar huellas materiales e inmateriales de su pasado histórico a partir del siglo XVI; siendo la solicitud ecuatoriana aceptada de inmediato por tener unas activas normas municipales de protección y por encontrarse en peligro de desaparecer parcial o totalmente. El uso de las tuneladoras permite que el túnel sea proyectado a una gran profundidad, muchos metros bajo los lechos de las quebradas.

El casco viejo quiteño fue aceptado por la Unesco en una rápida respuesta a la solicitud realizada por la Dirección Nacional de Patrimonio Artístico (Instituto Nacional de Patrimonio Cultural de Ecuador) que incluyó el estudio Histórico urbano, arquitectónico/estético y la justificación correspondiente, que incluye el área limitada por las actuales calles: Av. 24 de Mayo, calles Chimborazo e Imbabura, Olmedo y Montúfar; sector que aparecía ya bajo la protección del Municipio (Normas de la Comisión del Centro Histórico, 1975) en esa fecha, regulaciones en práctica.

El centro histórico, va a cobrar mayor vigencia con este proyecto de movilización, que beneficiará a la gente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)