9 de octubre de 2017 00:00

Marcada diferencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 39
Leonardo Cueva Piedra.

Qué reconfortante fue escuchar al Presidente Moreno y a los periodistas invitados durante el conversatorio mantenido el miércoles último, acerca de las preguntas de la Consulta.

Se percibió un ambiente sin tensiones, adecuado para que fluya el diálogo amigable y civilizado, en el cual –sin señales de agresividad- surjan las preguntas y respuestas que dieron a conocer la proyección del Gobierno en cuanto a las soluciones para mejorar la alarmante realidad.

Se marcó la diferencia frente a la intolerancia –por decir lo menos- del gobernante anterior. En las respuestas del Presidente, resultaba fácil apreciar un mensaje positivo que además de buscar la armonía con sus interlocutores, transmitía sus anhelos a la comunidad, deseosa de escuchar promesas que sepan a verdad, y que den inicio a un camino derecho y conciliador para recuperar lo perdido. Quedó claro, que se acabaron los denuestos y atropellos a la dignidad.

Ahora sí, provoca escuchar al primer Mandatario. Urge imponernos el compromiso conjunto y decidido para lograr el sí en la Consulta, que permitirá –en primera instancia- conformar la Comisión de Participación Ciudadana y Control Social, con ciudadanos de probidad ejemplar -que sí los hay y que, por obvias razones, no deben formar parte de tienda política alguna-, puesto que designarían a las Autoridades de Control, cuya responsabilidad es ejercer verdadero control, acabar con la reelección indefinida y la corrupción, restituir la democracia e implantar la independencia en las funciones del Estado, y recuperar los dineros que pertenecen al pueblo, con el concurso de firmas especializadas, conforme se ofreció.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (3)