2 de febrero de 2018 00:00

Al maestro Bolívar Moyano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
César Burgos Flor

Las sombras se llevaron al maestro que irradiaba luz cuando enseñaba idioma español y literatura en colegios y universidades. El maestro Bolívar Moyano era bueno para enseñar a pensar, leer, hablar, redactar; su saber era inmenso y poco a poco hizo a sus discípulos grandes e importantes, todos como estrellas del mismo cielo, pájaros del mismo nido, aguas del mismo río; convirtió a sus alumnos del colegio fiscal Guayaquil y la Universidad de Guayaquil en personas de bien, médicos, abogados, artistas… como un homenaje de amor a la enseñanza.

También dio conferencias adonde lo llamaban, tomó la pluma para escribir acerca de grandes personajes literarios o históricos en los diarios El Universo, El Telégrafo, Meridiano, Expreso; escribió el libro de cuentos Aquelarre. Perteneció a esa pléyade de maestros que como él instruyeron y educaron también fuera de las aulas, como Humberto Salvador Guerra, Rafael Díaz Icaza, Cristóbal Garcés Larrea, Justino Cornejo Vizcaíno, Ignacio Carvallo Castillo, Eloy Vélez Viteri, Manuel de J. Real, Héctor Cisneros Arias, Hugo Delgado Cepeda, Enrique Díaz Galarza; que popularizaron la cultura.
Muchos le criticaron que no escribiera más libros, pero opino que sus múltiples actividades culturales no se lo permitieron; era exigente, quienes no cumplían reprobaban la asignatura; actitud que a muchos irresponsables molestó.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)