21 de January de 2013 00:00

Licor Bendito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde que los seudo revolucionarios de corazones ambiciosos y manos ágiles están en el poder se han cuatriplicado o más los precios de los licores importados bajo dos premisas, por un lado, la voracidad por obtener más recursos para el obeso Estado y por otro lado no incentivar el consumo.Las consecuencias de esta política, voraz y miope, son por lo menos las siguientes: primero, si el valor de una botella de licor en el mercado internacional es, digamos, USD 20 y aquí se vende a 80 hay un gran aliciente para el contrabando, enormes beneficios y hasta queda plata para coimar a las autoridades, segundo, se incentiva la venta de licores de pésima calidad, licores que matan o por lo menos embrutecen a jóvenes y adultos que, por no tener para licor caro y de buena calidad, compran cualquier porquería de producción local, tercero, el mismo Estado se ve perjudicado en su insaciable afán de recursos puesto que el contrabando no reditúa nada salvo para aquel que se arriesga a la ilegalidad que el mismo Estado incentiva. Así como el sol no se tapa con un dedo asimismo en ninguna sociedad, en ninguna época, se ha logrado frenar el consumo de licor vía precios altos.


Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)