26 de November de 2013 00:02

Libertad y Democracia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La impotencia ante el reclamo por la falta de diálogo, el irrespeto, la falta de oportunidades, los derechos vulnerados y el hostigamiento permanente a una oposición inexistente culpable de todos los males pasados y presentes, desmiente la afirmación obediente e interesada de quienes dicen que la democracia ha liberado a los individuos de todos los vínculos externos que supuestamente impedían ejercer nuestra soberanía.

El derecho a ejercer nuestra libertad se garantiza únicamente cuando somos capaces de expresar nuestros propios pensamientos con libertad y democracia. El carácter autoritario y excluyente de quienes ejercen el poder conduce a la evasión de la realidad con ciertas consecuencias psicológicas y sociales donde el yo encuentra grandes dificultades para funcionar en el mundo real permitiendo que la conformidad compulsiva transforme a las personas en autómatas que pierden su energía psíquica para concebirse como libres y sujetas a su propia determinación.

En nuestro medio la cultura, la educación y el direccionamiento ideológico se ha trazado objetivos que conducen a la eliminación de la espontaneidad de los individuos y a la sustitución de sus actos psíquicos originales por emociones, sentimientos, pensamientos y deseos impuestos desde afuera con una clara orientación de eternización y continuismo haciendo que el proceso democrático de equidad vaya desapareciendo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)