18 de septiembre de 2015 00:00

La ley de acceso a la información pública

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 11
Jaime Mantilla Anderson
Quito

En la edición de este 17 de septiembre, en la parte inferior de la página 5, se publica una nota sobre el 25 aniversario que celebra la Fundación Esquel, nota en la que en su primera parte se afirma textualmente que “La Ley de acceso a la Información pública no habría sido posible sin Fundación Esquel...”.

Como uno de los fundadores y expresidente de mayor tiempo en funciones de esta gran institución que ahora cumple 25 años, debo aclarar que la Ley de libre acceso a la Información fue propuesta por la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep), al presidente Gustavo Noboa, el 7 de junio del 2002, con motivo de la celebración de los 20 años del lamentablemente desaparecido diario Hoy.

El presidente Noboa la recibió y envió al Congreso para su aprobación, lo que se logró luego de pocas semanas. Por haber sido una ley orgánica, el presidente Lucio Gutiérrez, en su mandato, emitió el reglamento que prácticamente la anulaba. Más tarde, en la presidencia del Dr. Alfredo Palacio, se decretó la anulación de dicho documento y se emitió el reglamento que la puso en vigencia.

Esta aclaración no resta mérito a la gestión que Esquel ha llevado a cabo en las distintas áreas durante este cuarto de siglo.
Lamentablemente, las condiciones actuales impuestas por un gobierno que no ha entendido la extraordinaria labor social que muchas fundaciones como Esquel han mantenido durante muchos años, contribuyendo en forma efectiva y sin costos para el Estado, para mejorar de las condiciones de vida de los mas pobres y desarrollar el sentido cívico de los ciudadanos, impiden que organizaciones de la sociedad civil como esta, que cumple su primer cuarto de siglo, desempeñen e incrementen su contribución a la sociedad.

Esquel merece muchos reconocimientos, especialmente por su labor en las áreas rurales y marginales de las principales ciudades, pero se debe aclarar que en el caso mencionado, no tuvo ninguna intervención. 

Jaime Mantilla Anderson, expresidente de Fundación Esquel, expresidente de Aedep, Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)