5 de septiembre de 2017 00:00

¡Cuidado con los delfines!

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 37

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Recuerdo que León Febres Cordero, tenía el candidato idóneo para sucederle en la presidencia, a Jaime Nebot, a quien lo llamaron “el Delfín”, así nacieron algunos por ejemplo en Colombia, Álvaro Uribe, después de dos periodos presidenciables, da oportunidad a su amigo y leal colaborador, Juan Manuel Santos, dándose entre estos una confrontación directa. Igual sucede en Ecuador, Correa, primero pensaba en lanzar como candidato a Jorge Glas, su ultimo vicepresidente, convertido en el Delfín, igual que Moreno, quien luego e algún análisis político, es nominado candidato a presidente y a Jorge Glas como su binomio, nadie lo puede negar que Glas es vicepresidente de Correa, pues debemos ser claros, Lenin Moreno no hubiese ganado sino lo amarraban con Glas. Glas fue puesto ahí para que vigile todo movimiento de Moreno.

Pero la historia dice, Glas es absorbido por aquel monstruo mundial llamado Odebrecht, se ve envuelto en temas de la refinería, etc.
A Moreno no le queda otra que dialogar con el “perro y el gato”, es decir con los eternos rivales y adversarios de Correa, lo que le ha representado una aceptación por parte de la población de un 80%.

Pero, cuidado, sino se toman medidas radicales como la de ir a una consulta popular, que contenga temas fundamentales como la Ley de Comunicación, política económica, elección de directivos para los órganos de control, entre otros, que representan cambios sustanciales en la política del actual gobierno, la paciencia del pueblo del Ecuador se termina, no se puede jugar a dos bandas, decir que se va a luchar en contra de la pobreza y no mostrar ninguna política clara para lograr tal efecto, o decir que se va a apoyar la inversión extranjera e interna, sin reformar leyes que vayan hacia ese objetivo, decir que se está trabajando a favor de los trabajadores y en cien días no haber sido capaces de mostrar, por lo menos, indicios de algún cambio.

Que el diálogo es importante, desde luego que sí; pero después, de manera inmediata la acción, la puesta en marcha de lo acordado en los diálogos, hasta ahora ningún resultado, casi cuatro meses de un manejo de la economía, sin cambio positivo. Cuidado Presidente de seguir rodeándose de gente que ha hecho mucho daño al país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)