23 de mayo de 2014 23:35

Monumento en homenaje al Dr. Jorge Zavala Baquerizo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
 Santiago Humberto Bucaram Ortiz

Queremos pedirle al señor Alcalde de Guayaquil que los monumentos deben ejecutarse en memoria de personajes que le den prestigio a los ecuatorianos e indiscutiblemente ese hombre formidable, superior y grandioso es el maestro de maestros doctor Jorge Zavala Baquerizo, quien escribió las obras más admirables del derecho penal y procesal penal, las cuales nos sirven de consulta, para poder fundamentar nuestros escritos, porque siempre manifestamos como dice Zavala, esto significa que tienes la razón doctrinalmente por la interpretación vertical apegada a la ley, del principal investigador del derecho de todos los tiempos.

En organismos latinoamericanos e internacionales siempre fue su miembro más destacado; coexistió con la lectura y la exploración de cada una de las mentes más brillantes, para enseñarnos la doctrina según Zavala; jamás dejó de indagar sobre tal o cual figura jurídica porque era parte de su respiración y su vida.

Compartió en la cátedra universitaria todos sus conocimientos con una legión de juristas que actualmente viven agradecidos de su verbo y profundos conocimientos científicos; sin Zavala, nadie podría interpretar mejor que él los elementos objetivos y subjetivos del delito o del debido proceso, peor entender el nexo causal o la relación de causalidad entre el acto humano y el resultado producido, ni siquiera llegar a comprender su tesis finalista y no casuística de la acción penal.

En la política, como Vicepresidente de la República prefirió renunciar a traicionar sus principios democráticos; como Presidente del Congreso buscó ser un ente crítico, fiscalizador y propició el respeto irrestricto a la independencia de las funciones del Estado; como Ministro de la Corte Suprema prefirió renunciar a buscar beneficios personales, fue un ejemplar legislador, autor de innumerables disposiciones penales; con su voto, como en su vida, siempre defendió la libertad y la justicia.

Por una vida entregada al servicio de sus semejantes, merece el reconocimiento en un maravilloso monumento, constituyéndose en un ejemplo para futuras generaciones. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)