6 de October de 2012 00:01

INSULTOS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Nunca estaré de acuerdo con proferir insultos en contra de personas o funcionarios públicos, como tampoco de recibirlos o aceptarlos por parte de ellos. Sin embargo, causa indignación la carta del Secretario Nacional de Comunicación enviada a EL COMERCIO, cuando expresa: “hemos podido constatar que insultos y ofensas que se escudan en opiniones emitidas por ciertos ‘ciudadanos’ o ‘ciudadanas’ atentan contra la honra del Presidente de la República”; entre comillas la calidad de ciudadanos con lo que pretende una connotación infamante a su condición de tales.

Además, dice que “existe una sistemática actitud de rechazo al Gobierno actual, configurando una notoria provocación al odio”, como  oponerse y rechazar a un gobierno autocrático y a las barbaridades de su mal llamada revolución sería inducir al odio entre ecuatorianos.

Está muy equivocado este funcionario en sus asertos, cuando él sabe y está consciente que desde el poder se ha dividido a los ciudadanos en dos clases sociales: “pobres” y “pelucones”, “patriotas y “traidores”, “afectos” y “detractores”,  provocando esto sí una profunda fisura dentro de la sociedad. Me permito exponer mi protesta enérgica a este tipo de actitudes.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)