15 de January de 2013 00:01

HERMANA POBRE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La primera actividad humana capaz de transmitir conocimientos y experiencias de una generación a otra fue, sin lugar a dudas, la capacitación; con el transcurso de los siglos, de ella se arribó a la educación, actividad sistemática basada en procesos y técnicas didácticas que como fin tiene la formación integral de la persona para su desenvolvimiento en la sociedad. Su nivel de desarrollo ha alcanzado niveles extraordinarios gracias a los recursos económicos, tecnológicos, científicos, materiales, informáticos y humanos asignados a su desarrollo.

Concluida la etapa formativa que brinda la educación a la persona humana, esta ingresa al mundo del trabajo, cuya competitividad exige actualización constante de conocimientos, innovación de los mismos o complementación de los ya adquiridos.

Es en este punto donde debemos recurrir a la capacitación, que igualmente requiere de la aplicación de técnicas, sistemas y procesos para su correcto aprovechamiento. Por desgracia, el desconocimiento de sus bases y metodologías, la han reducido al concepto simplista de equiparar “capacitar” con “dictar cursos”. No hay institución en el país que enseñen a capacitar técnicamente, por lo que la supuesta inversión en capacitación no es otra cosa que un importante desperdicio de recursos económicos. Con todo respeto, ¿puede alguien demostrar lo contrario?


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)