18 de December de 2012 00:02

GRAFITIS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Quito, la capital de los ecuatorianos, se encuentra ultrajada con grafitis, leyendas, figuras, insultos y ofensas con pintura de todos los colores que manchan las paredes, edificios, casas y puertas de edificios de la ciudad donde se expresa actos de agrado o desagrado, para que la gente a través de un atractivo visual grave hechos o circunstancias que según sus autores debería recordarse o nunca olvidarse sin importar el daño causado a los ofendidos y dueños de las propiedades que se ven obligados a pintar continuamente las fachadas de sus domicilios.

No escapan a esta barbarie los monumentos, puentes y postes que pertenecen a la ciudad. La intención es causar daño, recordar acontecimientos negativos ocurridos en el tiempo o en la vida de las personas. En este ataque a la propiedad privada participan movimientos urbanos revolucionarios o rebeldes sin causa que aprovechándose de las sombras de la noche y el anonimato esconden su "audacia" para no ser reconocidos en sus andanzas ya que no son capaces de afrontar con madurez los sucesos políticos, culturales, sentimentales o personales del momento.

El daño causado a la ciudad debe ser enfrentado con severidad por la Policía Metropolitana para ubicar autores, cómplices y encubridores de estos actos vandálicos para que los agresores y con sus propios medios pinten o reparen el daño causado además de pagar una multa ejemplarizadora. Una ordenanza que evite que la ciudad sea ofendida sería muy bien vista por la ciudadanía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)