19 de mayo del 2015 00:00

La serpiente se muerde la cola

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 137
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Paúl Tapia Goya

Levinas define la autorreferencia como “una serpiente mordiendo su propia cola”.

El régimen usa su carrusel de partidarios para elegir a más partidarios “mejor puntuados” repartiéndose todos los poderes del Estado. Un CNE monopolizado por el ejecutivo elige a un “Poder de Participación” lleno de más partidarios y así hasta el carrusel gira hasta la náusea.

El truco autorreferencial es reducir lo “ciudadano” a nombre de marca (revolución “ciudadana”, enlace “ciudadano”, veeduría “ciudadana”, etc.). Luego, conformar dependencias “ciudadanas” quiere decir “solo para socios”. Es un círculo autorreferencial cerrado que busca “consenso” (unanimidad) para inclinar el poder en favor del partido de la revolución.

Como dice Silvio R., en ‘Sueño con serpientes’: “Oh, la mato y aparece una mayor”.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)