17 de enero de 2017 00:00

Orwell: Rebelión en la granja

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 55
Giovanni Rosania Schiavone

De las obras maestras de George Orwell, aparte de “1984”, es la memorable fábula distópica “Rebelión en la Granja”, que fue publicada luego de muchas tribulaciones en 1944. Orwell tenía temor a la falta de la libertad de expresión en aquellos años y, en sus pensamientos, trataba de retratar y plasmar a los gobiernos totalitarios como el de Stalin en Rusia, entre otros.

Orwell se adelanta más de sesenta años y relata de una manera genial lo que estamos viviendo varias repúblicas en nuestro continente. Los cuadrúpedos somos los buenos y los bípedos son los malos. Siendo esta frase el origen de la revolución de las especies de la granja contra el granjero original.

Una de las especies logra controlar a todas las otras especies productivas de la granja. Su líder Napoleón, ayudado por Bola de Nieve, lograron que en base de leyes e imposiciones, logré la dominación y sometimiento, poco a poco con la ayuda de los perros fieles arrebatados. Crean obras estalinistas como el palacio de Moscú o el Centro Judicial. La especie gobernante se reunía, así mismo con los colegas de su misma casta, gobernantes de otras granjas, para disfrutar de ágapes y saraos en su palacio, custodiado siempre por los devotos canes.

Al final, luego del fallecimiento del caballo dominado; todas las otros, empezando desde las aves, gallinas, Benjamín, el burro, quien era el más inteligente y cínico, y los demás frenaron al tirano y lograron su libertad. Orwell murió en 1950, sin imaginarse jamás que lo plasmado en su superlativa obra sería el retrato actual totalitarista en el continente y de la especie gobernante, sin ser peyorativo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (3)