1 de julio de 2018 00:00

Frontera EcuaColombiana

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Henry Navarrete Chilán

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ecuador siempre se ha caracterizado por ser un país de paz, y un lugar donde todavía se puede vivir pacíficamente, pero los hechos que pasaron en Mataje han generado una serie turbulencias y muchas dudas, la frontera Ecuacolombiana ha vuelto a dejar la desazón del miedo e incertidumbre a sus habitantes.

Últimamente se han puesto todas las miradas en la provincia de Esmeraldas. Todo empezó con un atentado terrorista en el comando policial de San Lorenzo que dejó una cifra de 28 heridos, este hecho se dio por el decomiso de siete toneladas de precursores químicos y una tonelada de droga a grupos armados por parte de la policía nacional.

Después vinieron una serie de acontecimientos que quedarán para siempre en la memoria de los ecuatorianos; Coches - bombas, artefactos explosivos, desacato a la autoridad, ataques deliberantes a la fuerza pública y civil, secuestros, asesinatos; como no recordar al grupo periodístico de EL COMERCIO, y los soldados ecuatorianos que cayeron en batalla, ellos quedarán inmortalizados como héroes en la memoria de todos nosotros.

Pero para el grupo criminal del Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias ‘Guacho’ no era suficiente con todo lo ocurrido, y poco después secuestraron a una pareja de ecuatorianos, que hasta en la actualidad no se sabe nada de ellos, y toda esta maquinaria de guerra esta consumada por un ecuatoriano, quien lidera la estructura criminal, estos hechos han colado en la punta de mira los conceptos que demuestran que siempre quedará un mínimo por ciento de disidentes que se resisten a dejar las armas.

Vivir con temor es un sin vivir, los ciudadanos en nuestro libre derecho debemos exigir a nuestros gobernantes que nos planteen respuestas claras, despertar y crear conciencia a las autoridades para que estos actos violentos no se vuelvan a repetir jamás en territorio patrio.

Los ecuatorianos no podemos vivir con miedos, y debemos salir a las calles a protestar pacíficamente (como ya se lo está haciendo) por esas familias que quedaron destrozadas por las pérdidas irremediables de sus seres queridos, por eso, todos debemos ser partícipe de denunciar los actos de corrupción que inflijan la ley y violen los tratados de los derechos humanos. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)