31 de julio de 2015 20:44

Réplica: La contradicción en el tendencioso discurso mediático

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 103
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Fernando Alvarado Espinel, Secretario Nacional de Comunicación

En respuesta a los planteamientos expuestos en “La contradicción como discurso presidencial”, del macroeditor de El Comercio, Carlos Rojas, preciso indicar que la democracia del consenso es una posición profundamente conservadora que niega justamente el pluralismo y el antagonismo que son inherentes a cualquier política democrática.

Es querer negar el disenso y presuponer acuerdos que no están dados: equivalente al “fin de la historia” promovido en la época neoliberal; y es un discurso contradictorio presente en opinólogos anquilosados como usted, señor Rojas, y conductas editoriales como la de este medio, para hacer prevalecer los intereses de unos cuantos.

La política de la Revolución Ciudadana no puede ser ambigua ni amorfa. No puede colocarse en un centro o en una falsa izquierda que nieguen la necesidad de las diferencias, que rechazan la importancia de conformar identidades políticas claramente identificadas en el espectro ideológico.

Tenemos conciencia de que existen injusticias sociales. Negar el conflicto es aceptar que nada podemos hacer frente a realidades injustas, pero resulta absurdo comparar la contradicción de ideas con la extrema violencia vivida las últimas semanas en las calles. Ya que no se trata de manifestaciones, sino de agresión y actos delictivos en contra de policías y bienes públicos.

Nosotros confrontamos con obras y salarios dignos para que no mueran más ecuatorianos en las puertas de hospitales; para que nuestras familias permanezcan unidas y sus miembros no emigren hacia un destino incierto. Confrontamos otorgándole primacía al ser humano sobre el capital, para que nunca más existan feriados bancarios; para que nuestros niños tengan un futuro digno. Confrontamos y lucharemos contra la injusticia, la mentira y la mediocridad.

En palabras de Alfaro: “Si en lugar de afrontar el peligro, hubiera yo cometido la vileza de pasarme al enemigo, habríamos tenido paz, mucha paz, la paz del coloniaje”. Nos quieren vender la paz del coloniaje, la unidad de la claudicación, el consenso del sometimiento.

Señor Rojas, es necesario elevar el nivel del debate social y político; renegar de las falacias en las que nos quieren envolver, como aquella de la supuesta división del país o de la democracia como sinónimo de consenso. Reivindicamos el derecho a indignarnos, a confrontar, a responder con más revolución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (22)