28 de diciembre de 2015 12:07

Dios y su hijo Jesús

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 4
Efraín Armando Flores Batallas

Qué se festeja el 24 de diciembre? Sin ninguna dilación el nacimiento de Jesús. Vino al mundo en un pesebre y María es su mamita, privilegio sin parangón, ningún humano fue el escogido, fue María y no otra. Este hecho espiritual maravilloso, nos exige un festejo a lo grande, pero del nacimiento de Jesús, el cual queremos viva en nuestros corazones. ¡Prohibido olvidar que murió por salvarnos!

No obstante, en estas fechas los principales beneficiarios del festejo somos nosotros, dejando a un lado al cumpleañero principal, pero en fin, hagamos una reflexión profunda, prioricemos el agasajo, y que viva la paz y la alegría con Jesús como eje central.

Hagamos contacto directo con el Dios de los cielos a través de Cristo Jesús, reconociendo su favor y gracia; cuando ya estemos conectados, elevemos una oración pidiendo salud espiritual y física, paz en nuestros corazones y una armonía mundial sin egoísmos. Nosotros los ecuatorianos, pidamos respetuosamente:

1. Que nuestros gobernantes hagan conciencia que el poder es servicio y que no se trata de servirse del poder.

2. Que nuestra Constitución no sea enmendada. Que sea respetada y que sirva para que vivamos mejores días.

3. Que no olvidemos que nuestro País es bendecido, que posee recursos de variada índole; a saber: petróleo, agricultura, ganadería, pesca, turismo, minería, etc., y por sobre todo un pueblo capaz de trabajar y producir con calidad.

4. Que nuestros asambleístas cumplan perfiles ocupacionales sobre la base de una formación académica acorde con el rol que juegan, pero sobre todo con un sentido de servicio a la ciudadanía que es quien los eligió y les paga.

5. Que nuestro Presidente pase a la historia, no por las sabatinas inadecuadas, pesadas y ofensivas, sino por las contribuciones que como ejecutivo democráticamente nos brinde.

6. Que el clero y demás se acuerden que su misión fundamental es compartir la palabra de Dios, servir y ser conscientes y consecuentes con los pobres. Su gestión no es política ni religiosa, es por el contrario espiritualmente insondable.

7. Que en el próximo Mundial de fútbol no nos conformemos solo con participar, sino que aspiremos a cosas grandes que permitan que el Ecuador sea reconocido y desde luego respetado.

8. Que los que tienen en demasía compartan, que sus corazones se ablanden y tengan la satisfacción de ver a sus congéneres felices.

Feliz Navidad y que Dios nos bendiga enormemente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)