29 de May de 2011 00:10

Democracia con papeles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La democracia es el gobierno del pueblo; en ella se manejan estos materiales y en manos de sus usuarios, que pueden darle diversos sentidos. Es justificado cambiar y  contar con la tecnología que impone la era del conocimiento. Es deseable que la voluntad del respetable y verdadero soberano, no se plasme y transite por el vehículo del papel que hemos llamado,  papeleta electoral manejada por un poder del Estado, el Consejo Nacional Electoral (CNE),  que debe ser transparente y transparentar esta voluntad.

El CNE tiene muchas funciones; en el tráfico electoral,  que debe observar y cumplir la Carta Magna. De acuerdo con el CNE, en la última consulta-referéndum, consta un padrón electoral de 11,158 millones de  votantes,  entre vivos y muertos, por falta de una coordinación con el Registro Civil;  de esa cantidad,  8,634 millones acudimos a sufragar,  queda entonces una diferencia del abstencionismo de 22,6% (2,521 millones).

Ahora sí, corresponde al CNE coordinar con el Registro Civil, y determinar los muertos empadronados y sumarlos al abstencionismo. El respetable exige que esos votos sobrantes debe ser auditados, mediante un sistema interno y externo,  con veedores independientes, determinar su cuantía y darle a conocer al soberano antes  que sean triturados o quemados. Solo así,  podemos hablar de tranquilidad de conciencia y manos limpias.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)