3 de December de 2013 00:01

Defensa de la agricultura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Muy lejos de mi querido país entro a un supermercado y expresamente busco el banano ecuatoriano. Cuando lo encuentro me siento feliz y orgullosamente ecuatoriana.

Las autoridades llegaron a la bananera más grande y con calurosos discursos entusiasman a los cientos de trabajadores campesinos diciendo que ya no pertenece la bananera a un grupo de ricos ‘pelucones’ (palabrita muy desagradable), sino a los trabajadores.

Parece repetirse la historia de la famosa reforma agraria que no hizo sino retacear las haciendas agrícolas en “beneficio” de los campesinos que, a poco, quedaron en abandono.

Las medidas polarizadas y engañosas perjudican más al trabajador que al empresario. Solo con la unidad equilibrada de las dos fuerzas se puede lograr el adelanto del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)