12 de mayo de 2016 00:00

La Corte Constitucional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 81
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Héctor Enrique San Martín Jordán

La decisión de la Corte Constitucional de dar ‘trámite’ al pedido del ‘grupo’ de Pame (todos amamos a Correa o con Correa hasta el final), esta joven que quiere darse el lujo de “torcer” la posible voluntad del presidente Correa de no ser candidato a la Presidencia, para lo cual se convocaría un referendo.

Me da mucha pena y, si el asunto no fuera tan serio, risa. Cuando un gran número de ecuatorianos pedíamos un referendo para que se apruebe o no la reforma constitucional que permitía la reelección indefinida del Presidente, ni la Corte Constitucional ni el CNE dieron paso a ese justo pedido y se lo hizo simplemente por una resolución de la Asamblea (¿).

Y digo justo porque soy de los que creen que la Constitución solo se puede reformar mediante referendo y ahora que el pedido lo hace un grupo afecto al Gobierno, parece que se le va a dar paso.

Increíble, eso es lo que parece y la verdad es que las cosas del estado no se pueden manejar así. Hay un proceso de elección presidencial que está en marcha sin el presidente Correa como posible candidato, así que no sé cuándo se haría el famoso referendo de Pamelita, que resultó más efectiva que miles de ecuatorianos.

¿Hay gato encerrado para permitir la reelección del Presidente en forma soterrada? Uno ya no sabe ni qué hacer ni en quien creer, ¿nos estarán tomando el pelo? Dejo constancia de mi molestia y disgusto.

Así no se hace política ya que es igual o peor a la de antes y que tanto se ofreció “cambiar”. Terminare “felicitando” a Pamela y su grupo por el “éxito”, la suerte de ser parte del Gobierno o al menos afectos al mismo y a su líder.

Más seriedad, por favor, sobre todo en momento tan duros como los que atravesamos los ecuatorianos y los miles de víctimas del terremoto en la Costa, que son los que requieren urgente atención y los recursos necesarios para gastarlos en un referendo que no tiene ninguna razón de ser.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (0)