18 de March de 2012 00:04

Contramarchas, una práctica ilegítima

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las marchas son una expresión social de las y los ciudadanos, cuya finalidad, en unos casos, es reivindicar sus derechos, y en otros; protestar por el incumplimiento de compromisos asumidos o hacer escuchar su voz contra arbitrariedades, muestras de corrupción, actitudes dictatoriales, etc., de un Gobierno.

La Constitución de Montecristi legitima la participación ciudadana y reconoce el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público que vulneren sus derechos constitucionales.

Varias organizaciones sociales e indígenas iniciaron en Zamora una marcha “por la vida y la dignidad de los pueblos” cuya llegada a Quito está prevista para el 22 de marzo, fecha en que partidarios del Gobierno, han convocado a una movilización en “defensa de la democracia”, sin pensar en los incidentes que podrían ocurrir en el punto de reunión en la ciudad de Quito.

Es necesario recordar a todas las autoridades, especialmente a la Policía Nacional y Fuerzas Armadas, que su responsabilidad constitucional es la protección de los derechos, libertades y garantías constitucionales de las personas. Su responsabilidad es controlar la violencia y proteger a todas y todos los ciudadanos.

Mónica G. Jaramillo Jaramillo

menú de carretera

Los accidentes de tránsito, son ya, como el plato fuerte, en el menú principal de nuestras carreteras, una de las principales causas de muerte de los ecuatorianos; hasta ahora ninguna enfermedad se ha cobrado tantas vidas en lo que va del año, podemos decir que es el gran virus del siglo XXI y todavía no le hallan la cura, pero sí tiene nombre: “Irresponsabilidad”. Ja-ja

y encima les premian con el

alza de sus costos.

Es que no hay más, son choferes, dizque profesionales, pero los vemos circular sin cinturón de seguridad, o a grandes velocidades porque se sienten machos, y en Ecuador, ya no se quieren los típicos machotes, sino personas responsables, sensibles y pensantes, que utilicen el cerebro y no la pata para acelerar más.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)