21 de agosto de 2015 00:00

¡Qué contradicciones!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 8
Sorprendido 8
Contento 11
Luis Mario Contreras Morales

La paz y la tranquilidad son dones que Dios nos regala, para dignificar nuestro espíritu y nuestro estado de ánimo, no para confundirse entre la vorágine, de quienes por satisfacer su ego y sus caprichos de decir ¡No! a todo lo que signifique adelanto y progreso para nuestros pueblos.

Me causó sorpresa leer en EL COMERCIO del sábado 15 de agosto, que en una sección, titula ‘La marcha de ayer fue masiva y pacífica’, contradiciéndose en otra página, donde dice: “La recién remozada Plaza Chica quedó destruida”, y hace un recuento de los daños causados por los huelguistas en casi todo el Centro Histórico, de los daños causados por los mal llamados marchistas, se vio agresión a los policías, que sirvieron de carne de cañón para algunos desadaptados.

Me pregunto: ¿Es esta una marcha pacífica? Pues no, señores. Fue un atropello a la dignidad humana y una agresión a nuestro Patrimonio Cultural. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (10)