23 de April de 2013 00:02

¿Chabacanería democrática o Dictadura?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tras "recibir" el espíritu de Chávez en forma de pájaro, Maduro no escatima esfuerzos para demostrar que en Venezuela sigue vigente, aunque con matices más folclóricos propios de su formación, ese populismo chabacano y grosero de "su padre" Chávez, auspiciado por el "padre de su padre", Fidel.

Recuerdo cuando Chávez advirtió chabacanamente que debía permanecer en el poder "al menos 30 años más para lograr cerrar la curvatura del círculo"; o el incidente del azufre y el diablo que protagonizó en la ONU donde, otro chabacano del siglo XX, Nikita Krushev, se sacó un zapato y castigó la pobre mesa a zapatazo limpio cuando no pudo negar la presencia de sus misiles nucleares en Cuba.

Pero Maduro no es Chávez. Es una mala copia y un títere de Cuba que pretende gobernar un país caotizado culpando del caos a todos menos al chavismo. Lo bueno es que reconoce que Venezuela está muy polarizada aunque lo haga con una sesuda frase: "Hay una mitad mayoritaria y hay una mitad que es minoría".

De su lado, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y otro protagonista de esta chabacanería democrática, o dictadura bien planificada (¿?) gritaba desde su sillón: "No permitiré el uso de la palabra a aquellos asambleístas que no reconozcan a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela" e, incluso, destituyó a los asambleístas de oposición de las presidencias de las comisiones legislativas. Las FF.AA., hoy deliberantes, también abonan al caos y la chabacanería democrática o dictadura (¿?) al haberse declarado chavistas.

El oficialismo dice que ve la luz de la esperanza y el progreso, herencia de Chávez, al final del túnel. Sugiero miren bien, pues parece ser un tren a toda máquina que se les viene encima.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)