1 de marzo del 2016 00:00

Trampa de ‘buena fe’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 152
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Carlos Mosquera Benalcázar

La desesperación del Gobierno al ver que de cada 10 ciudadanos, 6 están desempleados, le obliga a romper la Constitución que él mismo fabricó. Tanto los fondos de reserva como el seguro de cesantía han existido siempre. El de cesantía tiene 60 años y se creó como un ahorro para mitigar el sufrimiento del desempleo.

Ese 3% mensual acumulado gana intereses y el trabajador lo retira cuando cesa, o sus deudos, cuando se muere. Así como los décimos sueldos, que la mayoría prefiere acumularlos por sentido común y no feriarlos mensualmente como aconseja el Gobierno para engañar al incauto diciéndole que le ‘aumentaron los salarios’, los fondos de reserva y cesantía han sido sagrados hasta hoy en que la cesantía cambia de nombre y al llamarse ‘seguro de desempleo’, le obliga al trabajador a gastarse sus ahorros y socapar al Gobierno que ya no pagará intereses por un dinero que se esfumó.

Ahora, esto ocurre con los afiliados, ¿y los desempleados no afiliados?, ¿y los chantajeados que trabajarán 6 horas y las 2 restantes harán siesta pero con hambre? Como la mayoría de la gente no entiende, esto aparece como un dechado de buena fe, pero la trampa le entrampará al sucesor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (2)