8 de noviembre de 2016 00:00

La religión no es política

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 8
Julio Tarré A.

Antes de que el mundo entero se extendiera al conocimiento, la modernidad, la sociedad y los factores políticos, las antiguas civilizaciones creían en Dios. ¿Qué significa esto? Que la fe ha sido siempre una fortaleza en el ser humano que le concedía los elementos necesarios no solo para su salvación espiritual, sino para su existencia pacífica y feliz.

Con el título “Presencia Católica Política” el señor Pablo Jarrín publicó una nota en el El Comercio del sábado 5/16 mencionando la utilización religiosa por los políticos del mundo, en referencia a mi carta sobre el Presidente Kuczynski del Perú.

El señor Jarrín esencialmente se refería al nacionalsocialismo nazi –y su máximo dirigente- quienes, según él, mantenían una extrema religiosidad. Esto, por supuesto, no es cierto. El nazismo de Hitler aniquiló a millones de judíos, cristianos, protestantes y todos aquellos que profesaran abiertamente su fe. Los nazis consideraban a la raza aria como una imagen de la divinidad. Su líder mencionaba abiertamente: “Se es alemán o cristiano, no se pueden ser los dos”. Los líderes nazis consideraron siempre a la simbología cristiana como “pagana”.

Con ligeras excepciones en la historia, los candidatos han utilizado el nombre de Dios para generar más votos. Más bien como algo natural, espontáneo y libre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (8)