30 de noviembre de 2014 11:51

Del Ministerio de Cultura y Patrimonio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Con respecto al artículo publicado el 23 de noviembre del presente bajo el título ‘Cuatro bajones y un chiripazo’, de diario El Comercio, sobre la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Quito 2014, cabe hacer algunas puntualizaciones.

Sobre el cierre a las 14h00: el maestro Claudio Jácome presentó el espectáculo ‘Quiteñadas’, que es parte de la agenda de Fiestas de Quito. Por ello, para permitir el ingreso de los asistentes a este evento, debió cerrarse un ala de la feria y no la totalidad, pues el resto de salas estuvieron abiertas.

Las demás actividades programadas para ese día se realizaron con total normalidad, al punto que el sábado se registraron 7.564 visitantes.

No fue casualidad o ‘chiripazo’ la apertura del Museo Nacional. Estuvo previsto.

Se colocaron sistemas de ventilación y acondicionadores de aire en base a la afluencia de público previsto en otras ferias, sin embargo en esta ocasión, el número de asistentes superó las expectativas.

No hay ausencia de libros de Juan Villoro, al contrario las editoriales presentes en la Feria ofrecen la siguiente lista:

1. "Balón Dividido" en: Mr Books , Librería Española y Planeta
2. "Efectos Personales" en: Librería Española
3. "El Té de Tornillo del Profesor Zíper" en: Collegestore
4. "Los Culpables" en Crisol
5. Varios títulos en Fondo de Cultura Económica
6. "El Libro Salvaje" en SM, en el Pabellón Infantil
7. "La Gota gorda" también en Mr. Books

Por lo antes expuesto, el Ministerio de Cultura y Patrimonio deja en claro que hace todos los esfuerzos que están a su alcance para brindar una Feria del Libro organizada, variada, entretenida y pensada en todos los públicos, desde lectores y editores especializados, hasta niños y gente que ha tenido poco contacto con el mundo de la cultura en general.

Atentamente,
Juan Ramón García
Director de Comunicación
Ministerio de Cultura y Patrimonio

Nota de la Redacción:
En cuanto al punto 1, el comentario publicado el domingo 23 no dice que la FIL haya cerrado completamente, sino que el ala principal (la del Teatro Nacional), donde está ubicado el invitado de honor a la Feria, estuvo cerrada a partir de las 14:00, por la presentación de Quiteñadas. De hecho, el mismo artículo detalla los percances acontecidos en las otras alas de la Feria, que sí estuvieron abiertas.

Respecto del punto 3, la misma carta del Ministerio ratifica que el número previsto, e instalado, de ventiladores resultó insuficiente para el público asistente, como lo relata la nota de opinión publicada por este diario.

Y en cuanto al punto 4, la nota no dice que no haya libros de Juan Villoro en la FIL, sino que fue difícil encontrarlos. Y se puntualiza que en el ala donde se consultó (la que estaba abierta) en una de las librerías grandes uno de los dependientes dijo que no había libros del escritor mexicano.

La nota, sin embargo, precisa que de la disponibilidad del libro en las otras librerías no se podía saber porque el ala en la que estaban ubicadas estuvo cerrada; en efecto, Librimundi, Crisol, Editorial Planeta y el Fondo de Cultura Económica se encuentran en el ala del Teatro Nacional, que fue cerrada a las 14:00 el sábado para que pueda llevarse a cabo el espectáculo Quiteñadas.

Compartimos el link de la nota en mención, ‘FIL: 4 bajones y un chiripazo’; uste la puede revisar en este enlace.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)