10 de mayo de 2016 00:00

Carta de la Secretaría Nacional de Comunicación sobre una caricatura 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 245
Triste 2
Indiferente 14
Sorprendido 2
Contento 12
Patricio Barriga,
Secretario Nacional de Comunicación

Este 8 de mayo, el medio de comunicación que usted dirige, difundió una caricatura con el título “¡Prohibido olvidar!”, en la que se representa al presidente Rafael Correa en la pantalla de un televisor, realizando la siguiente afirmación: “¡La sociedad civil podría ser peligrosa en democracia!”. Al respecto, me veo en la necesidad de realizar las correspondientes precisiones:

La caricatura, descontextualiza y tergiversa los argumentos expresados por el señor Presidente en su participación durante la conmemoración de la “Encíclica Centesimus Anus”, evento que congregó, el pasado mes de abril, a importantes intelectuales, políticos y académicos del mundo en el Vaticano.

Específicamente, en el marco de la discusión de la ponencia de Jeffrey Sachs, el mandatario afirmó textualmente “… a mí sí me preocupa cuando se quiere reemplazar al Estado y a la política con una definición ambigua de sociedad civil. En este mundo que vivimos, hay cervezas sin alcohol, tabaco sin nicotina, café sin cafeína y quieren tener política sin políticos, entonces sí me preocupa un poquito eso, porque para mí no hay nada más peligroso para la democracia que actores políticos sin responsabilidad política y eso es una cosa que está sufriendo América Latina. Por ejemplo, una invasión de ONG muchas de ellas no espontáneas, que no son organizaciones no gubernamentales, sino organizaciones de otros gobiernos, además de poderes fácticos que quieren poner la agenda política, sin responsabilidad política, sin legitimidad democrática y eso es muy grave para la democracia, así que debemos tener mucho cuidado con lo que definamos como sociedad civil”.

Como se puede leer claramente, el razonamiento esgrimido como un peligro parala democracia refiere a los “actores políticos sin responsabilidad política”, colocando como ejemplo, los casos de organizaciones de otros países que se hacen pasar por ONG u otro tipo de poderes fácticos que no tienen responsabilidad política o adscriben intereses ajenos a nuestros pueblos, sin legitimidad democrática alguna y, en ningún momento a la sociedad civil. Por el contrario, el presidente Correa resaltó el papel de la ciudadanía como ratifican sus propias palabras “…por supuesto, la sociedad civil enriquece la discusión, enriquece la toma de decisiones, etc., pero las decisiones las deben tomar hombres políticos con legitimidad democrática y con responsabilidad política”.

Es este el sentido y el contexto real de sus declaraciones.
Saludamos la crítica y la opinión argumentada pero rechazamos aquellas manifestaciones que desvelan detrás de “inocentes” trazos, el sesgo a la sombra de una campaña que, a fuerza de repetición, pretende cometer el mayor fraude ético: la mentira y el travestismo político usando el ropaje periodístico.

Nota: La caricatura se inscribe en el género de Opinión cuya libertad está garantizada por la Constitución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (49)