13 de junio de 2016 00:00

Sobre una carta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 0
Indiferente 8
Sorprendido 0
Contento 6
Eugenio Paladines C.

En la edición del 28 de mayo de 2016, EL COMERCIO publicó una carta del Sr. José Salgado Defranc que requiere considerables rectificaciones. Por cuestiones de espacio me limitaré a las principales.

El Sr. Salgado afirma que “la inflación se calcula a través del índices de precios: el IPC, el IPP y el deflactor del PIB”. Sin embargo, se conoce que el Índice de Precios al Consumidor –IPC- permite calcular la variación de precios que enfrentan los consumidores (no la inflación puesto que puede haber deflación cuando la variación es negativa); que el Índice de Precios al Productor –IPP- permite calcular la variación de precios que enfrentan los productores; y, el deflactor del PIB la variación de precios del valor agregado de una economía. Queda claro que el IPC, el IPP y el deflactor del PIB son conceptos distintos que miden variaciones diferentes de precios (no como erróneamente afirma el Sr. Salgado).

También el Sr. Salgado asegura que “un desplome de los precios del hidrocarburo afectará el total del PIB nominal y del PIB real” y que “un alumno de primer año de una facultad de economía sabe que si el PIB nominal cae, el PIB real debe caer más todavía”.

Sin embargo, los economistas conocen que una caída en el precio del petróleo afecta al PIB nominal pero no necesariamente al PIB real en razón de que este último mide volúmenes de producción. Por ejemplo, que disminuya el precio del petróleo no significa que se reduzca necesariamente la producción de petróleo. El resultado de la variación del deflactor del PIB del Ecuador en el año 2015 (-0,3%) se debe justamente a esta dinámica de reducción nominal pero no real del PIB.

Después, el Sr. Salgado confunde el cálculo del PIB, que obedece a metodologías validadas, aprobadas y auditadas internacionalmente, con la previsión del PIB que tiene distintas metodologías según las instituciones. Esta es la razón por la cual el valor del PIB del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central del Ecuador es el mismo, mientras que las previsiones del PIB son distintas. Esto también es conocido por los economistas.

Espero que a la ciudadanía le haya quedado claro que, contrariamente a lo informado por el Sr. Salgado, si el PIB nominal disminuye, el PIB real puede crecer, como ha sucedido, sucede o puede suceder en todas las economías del mundo. Además, que no hay que confundir el cálculo del PIB con la previsión del PIB.

Por respeto a los lectores, esta es la última aclaración de conceptos económicos que realizo al Sr. Salgado por este medio.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)