3 de abril de 2015 19:06

Otra carta del Secretario Nacional de Comunicación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 96
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 2
Fernando Alvarado Espinel, Secretario Nacional de Comunicación

En referencia al artículo titulado La Secom y la credibilidad, de Carlos Rojas, publicado en su medio el pasado 25 de marzo del año en curso, me permito realizar las siguientes aclaraciones:

La Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) no debe disculpas a Teleamazonas, como sugiere el señor Rojas en su artículo. El Presidente de la República del Ecuador designó a Nathalie Cely como Ministra Coordinadora de la Producción, Empleo y Competitividad, considerando la renuncia al cargo de Richard Espinosa, según prescribe el Decreto No. 638; y así mismo, designó el 23 de marzo de 2015, Y nunca por anticipado, a Richard Espinosa como representante de la Función Ejecutiva ante el Directorio del IESS, como consta en el Decreto No. 639.

Es por ello, que la información que Teleamazonas emitió el 19 de febrero pasado, era falsa. Aún faltaban 30 días para que se ejecuten o no, dichos cambios. El anuncio del medio televisivo entonces, podía haber ocasionado un daño a la terminación correcta de los procesos de las instituciones involucradas. Los demás medios de comunicación publicaron ampliamente la noticia el 23 de marzo, con el sustento y las fuentes de verificación debidas, cuando la situación lo ameritaba, como es normal y ético en el ejercicio periodístico transparente.

Bajo estas consideraciones, me pregunto: ¿acaso el señor Rojas está haciendo un periodismo de opinión responsable? En mi criterio, por lo menos, el articulista debió cuestionarse, ¿cómo obtuvo Teleamazonas esa información?, ¿lo hizo bajo las prácticas que exige la ética periodística o participó en un posible robo de documentos internos? Quizá elucubraba bajo una sospecha, quizá tomó una información no verificada, o un “chisme”, lo que habla mal de Rojas, puesto que ningún periodista responsable se haría eco de situaciones no verificadas.

Luego de presentar estas aclaraciones y razonamientos, pido con sentido autocrítico al señor Rojas, que se cuestione: ¿la SECOM “censuró”?, ¿actuó como aparato de propaganda?, ¿quién realmente actuó en forma de asociación ilícita y está en la impunidad?

Por las consideraciones expuestas, en virtud del Derecho a la Réplica, contemplado en el artículo 24 de la Ley Orgánica de Comunicación, solicito la publicación de esta carta en su medio de comunicación.

Nota: Publicamos la carta, pese a que la Ley de Comunicación garantiza el derecho a la opinión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (13)