15 de November de 2012 00:02

Carreteras y bonos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0


   El mejoramiento del sistema vial es un acierto de este Gobierno y está a la vista. ¿Cuál es la realidad? En una foto de EL COMERCIO de 1949, aparece un grupo de cuencanos junto a un Ford Mercury, al final de un viaje inaugural en la ruta Cuenca-Quito.
 Ellos manifestaron haber demorado 12 horas, y eso con paradas. Un tiempo después, dos empresas de transporte atendían al público, y el tren quedaba obsoleto. En el período 1984-1988, se reconstruyó en forma integral toda la red de carreteras; y es la única ocasión en que hubo un cambio en el diseño de la Panamericana, entre Zhud y Chunchi.
   El concepto físico de concentración, que se convierte en “congestión” al hablar de tránsito, se define con tres factores: ancho de la vía (superficie o carriles), número de vehículos y unidad de tiempo. Si consideramos, grosso modo, que desde aquellas fechas el parque automotor se habría cuadruplicado (por lo menos), entonces se necesitarían, por lo menos, ocho carriles para estar en igualdad de condiciones. Y conste que no nos referimos a los gastos.
   El Bono de Desarrollo Humano fue instaurado por Mahuad y empezó con algo más de un millón de beneficiarios. En la actualidad, hay cerca de dos millones. La conclusión obvia es que hay más pobres, incluso si comparamos con el crecimiento poblacional. ¿En dónde está la reducción de la pobreza? La otra opción sería que muchos beneficiarios son clientes políticos.    

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)