16 de February de 2013 00:00

Carnestolendas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde la época del Renacimiento se llamó carnevale (suprimir carne), aludiendo a su celebración en Venecia. Precede a la Cuaresma (el Miércoles de Ceniza) o ayuno como preparación a la Solemnidad de la Pascua. Tiene un poco de resabio de las fiestas Saturnales, con máscaras y disfraces. "La mujer viste de hombre y el hombre viste de hembra", dice Gaspar de Lucas Hidalgo; y añade Juan de la Encina: "Hoy comamos y bebamos, cantemos y holguemos que mañana ayunaremos". Cuaresma invita a una reflexión compartida. Obama hizo su juramento como presidente de los Estados Unidos con la mano sobre la Biblia de su esposa y concluyó con la invocación: "Que Dios me ayude". Esto hace recordar que en nuestra Constitución se discutió sobre si invocar o no el nombre de Dios, ya que el Ecuador es un país laico, confundiendo el término laico con ateo. ¿Es nuestro país laico o es ateo?, ¿Se debe o no invocar a Dios? Otro punto de reflexión cuaresmal nos proporciona la respuesta que dio Anne Graham, hija del pastor evangelista norteamericano, analizando por qué Dios permite la situación de desastres, ataques terroristas, balacera en las escuelas, y corrupción .

He aquí un extracto: "Yo creo, que al igual que nosotros, Dios está profundamente triste por esos sucesos, pero durante años hemos estado diciéndole a Dios que se salga de las escuelas, que se salga de nuestro Gobierno y que se salga de nuestras vidas. Y siendo tan caballero como Él es, creo que ha optado por retirarse tranquilamente. ¿Cómo podemos esperar que Dios nos dé su bendición y protección cuando le hemos exigido que nos deje estar solos, sin Él? Alguien dijo que no se leyera en las escuelas la Biblia, que nos dice: "no matarás, no robarás, ama a tu prójimo como a ti mismo". La gente dice a Dios, Creador del Universo, que se quede en su casa y luego se pregunta por qué el mundo está en proceso de destrucción. Finalmente nos preguntamos: ¿Por qué tantos niños y jóvenes no tienen conciencia, no saben distinguir entre el bien y el mal? Lo dice el adagio: "Lo que sembramos es lo que recogemos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)