4 de February de 2013 00:01

CANTOS DE SIRENA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Así se definían los productos de las voces irresistibles de bellas mujeres con cola en vez de piernas, mediante los cuales guiaban a los navegantes hacia los arrecifes en donde encallaban y eran devorados, quedando de sus cuerpos solo los huesos. Las caminatas atarantadas de los candidatos a gobernarnos y sus desabridas peroratas en las que ofrecen lo que saben no cumplirán nunca, son capaces de recordarnos a plenitud estas fábulas griegas. Pero olvidando el Olimpo y las musas y recordando al ecuatoriano y sus penas, ¿cuántas toneladas de huesos de compatriotas desesperados y suicidas quedaron luego del feriado bancario?, ¿con cuántas coplas –sin intervención de sirenas- nos quieren hacer creer que oficinas nuevas son sinónimo de justicia eficiente? La disgregación de una miope ‘oposición’, denota a las claras el exiguo patriotismo de los aspirantes empeñados en ganar una curul para restablecer sus inversiones y la bondad del negocio queda demostrada por la cantidad de ufanos en reelegirse para alzar la mano sin decoro alguno. Las oportunas ideas para alcanzar una vida superior para el pueblo que se muere de hambre a pesar de las ‘estadísticas’, se han reducido a una competencia onerosa por quien hace la mejor gigantografía. ¿Qué ideologías, propuestas viables, promesas ejecutables se han exhibido?...ninguna; de allí la original candidatura del burro para que nos represente. El remedio genial para tanta cursilería sería el plagio –hoy de moda- de la Odisea, donde el sapiente Ulises no se dejó fascinar por las sirenas, poniendo tapones de cera en los oídos de sus marineros y haciéndose amarrar al mástil de su nave para no caer en usuales tentaciones, logrando con ello que las seductoras Teles, Telxepia y Telsiope queden burladas y concluyan sus vidas convertidas en rocas.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)