29 de December de 2012 00:03

El candor de los políticos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El escándalo provocado por el engaño de Pedro Delgado pone al desnudo de cuerpo entero el comportamiento de nuestros políticos.

Hay quienes atacan al Gobierno para obtener réditos electorales y quienes se escudan de sus actuaciones tomando distancias del implicado para evadir el bochorno y el escarnio público.

Así desaprovechamos una buena oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza de nuestro sistema político que esta vergüenza ha puesto a la vista de todos los que no se nieguen a ver.

Por una parte, los del primer grupo en lugar de caer en una especie de delirio de persecución deberían reaccionar con cautela y prudencia, no solo porque tienen el rabo de paja, sino para atesorar la moraleja de esta experiencia. Hay que actuar con patriotismo y rectitud, no con oportunismo.

Más alarmante es la actuación de los del segundo grupo. Ellos tomaron precipitadamente la defensa de este individuo y lo respaldaron incluso agasajándolo a voz en cuello con sumisión cómplice, que solo desnuda su ciego fanatismo. Hoy proclaman su candor al sentirse engañados como tiernas criaturas.

La lógica de los políticos es aberrante. “Los nuestros son íntegros y por lo tanto nunca se equivocan ni caen en pecado y si los descubren, es fruto de una persecución política en su contra”. Lo que se pone de manifiesto es una inmoralidad y una paranoia política que, por tratase de quienes -al ser autoridades- están llamados a darnos el buen ejemplo, autoriza los más sombríos presagios sobre el futuro de nuestra sociedad.




Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)