5 de enero de 2017 00:00

“El arte: Imposible vivir sin esta búsqueda”

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18
Fernando Esparza Dávalos

Susana Cordero de Espinosa, nuestra Presidenta de la Real Academia de la Lengua termina un hermoso y espiritual artículo publicado en este diario el martes 3 de enero, con estas frases que pongo de título a este escrito.

Hay muchas cosas del mismo a resaltar: Una, por ejemplo, el abolengo, que no es otra cosa que ese destino alto que tienen los abuelos para impregnar con el corazón lo mejor de la educación a sus nietos y por ende para corregir cualquier falla a los hijos. Hay derecho para esto, toda una vida bien vivida, permite tal postura y condicionamiento. ¡En realidad qué bello , qué alto destino y qué digno es ser abuelo (En realidad en la nobleza nunca se tutea)! Segundo: Lo que exprime como el sumo de una naranja o el aspirar con las nobles ternillas el aroma de una flor es en si el regalo del arte. El arte no es cualquier trapisonda urdida por un ser que el mismo se ha dicho artista, para consagrar por snobismo o en calidad de mercancía, una postura sobre un tiempo, un espacio, un hecho, a la cotidianidad. El arte es ese consagrar desafiante de la vida, con todo su dolor, con todo su peligro, a crear belleza, Dios ya la hizo, le toca al hombre descubrir el paraíso. Santo Tomas de Aquino definía a esta como “aquello que conocido causa placer, pero un placer puro, noble, desinteresado” Eso es el arte, el arte no tiene posturas políticas, no tiene vicios que la opacan, pueden ser incluso los mismos vicios que el derecho: error, fuerza, dolo. No tiene errores porque nace de la pureza del amor, no tiene fuerza porque es lo mismo que la paz, busca “comprender hasta que ser comprendida” y no se impone por malignidad, ni se trafica por la vía de influencias. El arte está o no está, se queda no solo en la retina, sino que por osmosis traspasa al corazón y se siembra hasta que nazca un nardo y de su perfume. El arte por eso es obligación de los hombres construirlo. Mahatma Ghandi no en vano definió a Cristo, como el más grande artista de la historia. Los que tienen en buenas condiciones su sensibilidad que entiendan, Feliz año para el arte y los artistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)