3 de septiembre de 2016 00:00

Apoyemos 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 57
Gina Fernández

Los quiteños hemos dejado de un lado el concepto de ciudad y convivencia para dedicarnos únicamente a cuidar nuestros intereses personales y vivir egoístamente.

Es lamentable ver que de forma constante nos oponemos y criticamos la ejecución de obras en beneficio de la ciudad y de sus habitantes.

Es más importante mantener una plusvalía alta que permitir el acceso a transporte público eficiente a los ciudadanos.

Me pregunto en qué momento nos volvimos tan egoístas, porque no podemos tener un sentido de conciencia y solidaridad para que cada habitante de esta gran ciudad pueda beneficiarse de obras que nos permitan a todos y no solo a unos pocos una calidad de vida digna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)